Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Noviembre de 2014.



Consejos básicos sobre detenciones.

20141103095106-anarchist2.jpgEn el mes de septiembre de este año, el Grupo Anarquista Pulso inició un ciclo de charlas, debates y talleres con el nombre “Estar Preparadxs”, con la idea de poner ideas, nociones y saberes en común para poder incrementar la seguridad de cada uno/a. La idea que subyace detrás de esta iniciativa es que, frecuentemente, en colectivos militantes falta un posicionamiento político profundo y racional respecto del papel que juegan los cuerpos de “seguridad” del Estado en nuestra sociedad, así como un conocimiento extenso acerca del funcionamiento de los mecanismos represivos. En su carta de presentación, el Grupo organizador estableció que “creemos que podemos hacer más por protegernos y proteger a las/os nuestras/os haciéndonos conscientes de los riesgos, prestando atención a la cuestión de la seguridad como un elemento más, cuando desarrollamos nuestra actividad. En conclusión, nos parece necesario afrontar el reto de construir una cultura de la seguridad que nos permita trabajar sin bloquearnos, incorporando prácticas que permitan reducir los riesgos sin olvidar que, aún tomando las medidas que estén en nuestra mano, siempre tendremos que asumir una cierta inseguridad que está fuera de nuestro control, para cuyas consecuencias también sería lógico aprender a preparase”.

En este sentido, y tras un proceso de debate, el Grupo Anarquista Pulso organizó las mencionadas Jornadas, con la intención de plantear una reflexión colectiva y dotarnos de los conocimientos técnicos y legales que nos permitan prevenir gran parte de las bajas que sufrimos. Y una de las herramientas que se proporcionó fue una charla titulada “Se complicaron las cosas… ¿qué hacer en caso de detención?”, impartida el 27 de septiembre.

El texto que introducimos a continuación es un resumen de dicha charla y consideramos interesante su difusión porque con tener claras unas pocas nociones la experiencia traumática de una detención se puede ver drásticamente reducida. Cualquiera puede ser detenido/a en un momento dado, y la incertidumbre es parte del castigo. Lo que buscamos con este artículo es atenuar dicho castigo.

¿Qué es una detención? ¿Cuándo se me puede detener?

Una detención es una privación de libertad temporal (no puede superar las 72 horas de duración) justificada por la comisión de un delito (o para obligar a comparecer a una persona fugada ante la autoridad judicial o centro penitenciario oportuno). Es decir, en caso de que se hubiera cometido una falta o una infracción administrativa, la detención es, en general, inviable, y en estos supuestos se debería citar al interesado/a en su domicilio y no detenerle.

Hay que tener en cuenta que para que se produzca la detención no es necesario que el delito se haya cometido en el momento; la investigación de los hechos, localización del/la imputado/a y su detención se pueden producir con posterioridad.

También debemos tener presente que cualquier persona puede llevar a cabo una detención, si ha presenciado la comisión de un delito. Es decir, no es necesario que sea un/a policía el que lo realice. Sin embargo, si la detención la efectúa un particular, deberá poner al detenido a disposición de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado a la mayor brevedad posible. Por tanto, tarde o temprano, un/a detenido/a acabará bajo custodia policial.

¿Qué ocurre durante el tiempo de detención?

En primer lugar, el detenido es trasladado a la comisaría de la localidad o distrito en que se han producido los hechos. Una excepción a esta norma se da cuando, por razón de especialidad, el/la detenido/a ha de ser trasladado a alguna comisaría concreta. Por ejemplo, si los hechos tienen lugar en el marco de una manifestación o acto político, los/as detenidos/as suelen acabar en las dependencias de la Brigada Provincial de Información.

La Brigada Provincial de Información

Constituidas en 1978, las Brigadas Provinciales y la Brigada Central de Información son herederas de la franquista Brigada Político-Social (policía secreta diseñada en 1940 por el oficial de las SS y GESTAPO Paul Winzer), la cual a su vez es heredera de la Brigada de Anarquismo y Socialismo (fundada en 1912 tras el asesinato de Canalejas).

El objetivo de las Brigadas de Información es obtener información y actuar “contra integrantes de grupos extremistas y violentos” (en el caso de los grupos provinciales) y “terroristas” (en el caso de la Brigada Central), de acuerdo con su propia definición. Puesto que cualquier persona detenida en el transcurso de una manifestación, o en un altercado con una persona de ideología contraria, o en cualquier acción con contenido político, suele ser derivada por defecto a las dependencias de la Brigada de Información, se le dará el tratamiento de un “integrante de un grupo extremista y/o violento” por defecto, lo sea o no. Esto implica, entre otras cosas, su inclusión en ficheros especiales sobre militantes políticos.

En Madrid, la sede de la Brigada Provincial de Información se encuentra en el complejo policial de Moratalaz.

Calabozo

Una vez en comisaría, a la persona detenida se le traslada al pre-calabozo, donde le quitan sus pertenencias y (en teoría) le informan de sus derechos y del motivo de su detención de forma clara y comprensible.

A continuación, los agentes le preguntan si quiere designar un/a abogado/a particular y si quieren que se informe de su detención a alguna persona. Para poder nombrar un/a abogada/o es necesario saber su nombre y sus dos apellidos (si no los conoces, te nombrarán un/a abogado/a de oficio), y para pedir que informen a alguien hay que decir su número de teléfono de memoria. Con esta persona no puede hablar la persona detenida, sino que será un policía quien le llame y le informe de la detención.

Por último, los agentes toman las huellas y fotos del detenido antes de trasladarle al calabozo, donde se encontrará privado de libertad durante varias horas, mientras los policías que participaron en la detención redactan el atestado policial (lo cual es una denuncia contra el/la detenido/a, imputándole la comisión de uno o varios delitos).

Declaración policial

Unas horas más tarde, la/el abogada/o designada/o (ya sea particular o del turno de oficio) aparecerá en la comisaría para asistir a la persona detenida en su declaración. La declaración policial es una diligencia por la que hay que pasar obligatoriamente; otra cosa es que el/la detenido/a decida declarar o no. En todo caso, el/la abogado/a debe estar presente en el acto de la declaración, por lo que no se debe hablar con los agentes sin su presencia.

El problema es que, en la actualidad, el/la letrado/a no puede entrevistarse y asesorar al/la detenido/a antes de la toma de declaración en comisaría, por lo que entendemos que es preferible declarar ante el Juez que ante la policía. La declaración judicial, al igual que la policial, es igualmente obligatoria y se produce a las horas de la primera (así que si te dicen que si declaras en comisaría te libras de ir al Juzgado, no te fíes).

Tras la diligencia de toma de declaración en comisaría (en la que, si todo va bien, el/la detenido se ha negado a declarar), se produce una entrevista reservada y confidencial con el/la abogado/a y luego el/la detenido/a retorna al calabozo, a la espera de ser trasladado al Juzgado de Guardia más próximo.

Declaración judicial

Como adelantamos, unas horas después el/la imputado/a será trasladado ante el Juzgado para prestar declaración, de nuevo. Sin embargo, en esta ocasión el/la abogado/a sí podrá consultar el atestado policial y asesorar al/la declarante antes, lo cual permite estudiar con detenimiento los hechos, las posibles imputaciones y diseñar la estrategia a seguir.

Tras este trámite, lo normal es que la persona detenida sea puesta en libertad, salvo que, por la gravedad de los hechos imputados y la existencia de un posible riesgo de fuga, se acuerde la prisión provisional a espera de juicio como medida cautelar excepcional.

Consejos prácticos para toda persona detenida

1. Regla de oro: en comisaría, ¡no declares! Para evitar meter la pata es mejor no declarar nada hasta llegar al Juzgado donde ya podrás ver toda la documentación relativa a la detención, incluyendo el atestado.

2. Apréndete el nombre y apellidos de un/a abogado/a de confianza, alguien que sepas que defenderá tus intereses adecuadamente. Si no conoces a ninguno/a, pregunta a tus amistades.

3. Habla previamente con tus amigos/as y explícales qué quieres que hagan en caso de detención: a quién han de avisar, a quién no, si han de llamar a tu centro de trabajo e inventarse una excusa o no, etc. Ten en cuenta que la detención puede durar hasta 72 horas y alguien tendrá que gestionar tus asuntos en tu ausencia.

4. No firmes nada sin leerlo previamente. Por ejemplo, cuando la policía reseña los efectos personales que te han intervenido, no firmes la lista sin verificar que te han añadido algún objeto que no te pertenece. Tampoco toques ningún objeto que te ofrezcan.

5. Niégate a proporcionar muestras de tu ADN (como saliva) sin el asesoramiento previo de tu abogado/a.

6. No hables, ni declares, ante los agentes, ni ante nadie, sobre los hechos relativos a la detención, y menos sin la presencia de tu abogado/a. Por mucho que te digan lo contrario, cualquier declaración sin su asistencia es ilegal.

7. Si te encuentras mal o has sido agredido/a, solicita ser reconocido por un facultativo médico. Incluso si no has sufrido ningún abuso o agresión, puedes solicitarlo, para que conste que no tenías lesiones al inicio del proceso (por si posteriormente recibes algún golpe).

De lo que se trata es de mantener la calma. Las horas de detención son muy críticas y lo que ocurra en ellas afecta al resto del procedimiento penal (el cual se prolonga durante meses después de la detención que lo inicia todo), por lo que hay que hacerlo todo bien. No podemos dejar que la rabia, las ganas de salir, la frustración y la indignación nos jueguen malas pasadas. Ten claras las ideas básicas y contribuye a construir una cultura de seguridad que nos permita a todos/as estar preparados/as para afrontar cualquier golpe represivo.

Derechos de la persona detenida

– Derecho a guardar silencio y a no contestar alguna o algunas de las preguntas que le formulen, o a manifestar que sólo declarará ante el Juez.

– Derecho a no declarar contra sí mismo/a y a no confesarse culpable.

– Derecho a designar abogado/a y a solicitar su presencia para que asista a las diligencias policiales y judiciales. Si no lo hace, se le designará de oficio.

– Derecho a que se ponga en conocimiento de la persona que desee, el hecho de la detención y el lugar de custodia en que se halle en cada momento.

– Derecho a ser asistido gratuitamente por un/a intérprete, cuando se trate de una persona que no hable el castellano.

– Derecho a ser reconocido/a por un/a médico.
2014-11-03T09:51:00+01:00. Escrito por : Jordi #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Acción Anarquista Revolucionaria, sobre Kobané.

20141103095353-revolucion.jpgDesde hace dos años las bases de la revolución social se han desarrollado en Rojava, el oeste de Kurdistán. Teniendo esto en cuenta, es difícil ignorar el hecho de que la base de los ataques contra Kobané es la política de interés del Estado turco y el capitalismo global. Abdülmelik Yalcin y Merve Dilber desde Acción Anarquista Revolucionaria estuvieron en la región de Suruc, en la frontera con Kobané, desde el primer día de la resistencia contra los intentos de ocultar la revolución del pueblo, en solidaridad con el pueblo de la región. Los entrevistamos sobre la resistencia en Kobané y la revolución de Rojava.
Desde el comienzo de la Resistencia de Kobané, ustedes han organizado una gran cantidad de protestas y han hecho folletos y carteles. También participaron en “la cadena humana para vigilar la frontera” que se organizó en los pueblos de Suruc, cerca de la frontera con Kobané. ¿Cuál fue el propósito de ir allí? ¿Podrían hablarnos de lo que vivieron allí?
M. D.: Debido a la Revolución de Rojava, las fronteras entre las partes del Kurdistán que cayeron dentro del territorio sirio y turco comenzaron a desaparecer. El Estado turco incluso trató de construir un muro para destruir este efecto de la revolución. En medio de la guerra de interés del capitalismo global y de los estados de la región, el pueblo kurdo en Siria dio un paso a lo largo del camino que conduce a la revolución social. Gracias a este paso, un frente verdadero emergió que conduce a la libertad del pueblo, y en Kobané, un ataque total contra la revolución fue iniciado por ISIS, la turba violenta producida por el capitalismo global. Como anarquistas revolucionarios, cuando consideramos la situación en Kobané y en toda Rojava, era imposible para nosotros no participar directamente en ella.
Después de que se abolieron las fronteras entre los Estados, es vital mostrar nuestra solidaridad con los pueblos que resisten en Kobané. Estamos en el 15º mes de la Revolución de Rojava. En estos 15 meses, hemos organizado una gran cantidad de protestas conjuntas e hicimos volanteos y acciones de wheatpasting. Durante la última ola de ataques contra la revolución en Kobané, de manera similar hicimos un montón de panfletos y wheatpasting y también organizamos una gran cantidad de protestas callejeras.
Sin embargo, tuvimos que ir a la frontera Kobané para saludar a la lucha del pueblo kurdo por la libertad contra los ataques de la mafia ISIS. En la noche del 24 de septiembre nos fuimos de Estambul a la frontera con Kobané. Nos reunimos con nuestros compañeros que llegaron un poco antes, y juntos comenzamos la guardia fronteriza con una cadena humana en la aldea de Boyde, en el oeste de Kobané. Había cientos de voluntarios como nosotros que veníamos de diferentes partes de Anatolia y Mesopotamia a la frontera para formar una cadena humana a lo largo de 25 kilómetros de la frontera en diferentes pueblos como Boyde, Bethe, Etmanké y Dewsan. Uno de los objetivos de la cadena humana fue la de detener el apoyo de gente, armas y logística a ISIS desde el Estado turco, cuyo apoyo es conocido por todos. En los pueblos fronterizos la vida misma se ha transformado en vida comunal, a pesar de las condiciones de guerra. Otro objetivo de nuestra vigilancia en la frontera era mostrar nuestra solidaridad con el pueblo de Kobané, que tuvieron que escapar de los ataques contra Kobané, que se retrasaron en la frontera durante semanas y que fueron incluso atacados por las fuerzas policiales militares turcas (jandarma). En los primeros días de nuestras acciones de vigilancia de fronteras, cortamos los cables y cruzamos a Kobané junto con otras personas que venían de Estambul.
¿Podrían por favor decirnos qué pasó después de que cruzaron la frontera hacia Kobané?
A. Y.: En el momento en que pasamos la frontera, nos recibieron con gran entusiasmo. En los pueblos fronterizos de Kobané, todos, jóvenes y viejos, estaban en las calles. Los guerrilleros YPG y YPJ saludaron nuestra destrucción de las fronteras con disparos en el aire. Manifestamos en las calles de Kobané. Más tarde, tuvimos conversaciones con la gente de Kobané y con la guerrilla YPG / YPJ que defiende la revolución. Es muy importante que las fronteras entre los pueblos que los Estados erigieron fueran destrozadas como aquí. Esta acción que se produjo en condiciones de guerra demuestra una vez más que los levantamientos y las revoluciones no pueden ser detenidos por las fronteras de los Estados.
Había un montón de noticias sobre las personas que participaron en “la cadena humana para vigilar la frontera” y sobre la población rural en torno a la frontera siendo atacada por la policía militar y los policías convencionales. ¿Qué trata el Estado turco con el acosamiento en la frontera? ¿Qué opinan al respecto?
A. Y.: Sí, es cierto que la política del Estado turco implica atacar a todos los que participan en la vigilancia de fronteras y que viven en los pueblos fronterizos, y a todos quienes desde Kobané tratan de cruzar la frontera. A veces, estos ataques ocurren con frecuencia y a veces duran días. Es obvio que cada ataque tiene su propia excusa, así como su propio propósito. Hemos observado que durante casi todos ataques de los militares (gendarme), hay camiones que transportan algunas cosas al otro lado de la frontera.
No estamos seguros sobre el contenido exacto de estos envíos a ISIS. Sin embargo, podríamos deducir por el poder de los ataques que a veces es para permitir que la gente cruce la frontera para unirse a ISIS, a veces para enviar armas y en otras ocasiones para proporcionar a ISIS con sus necesidades diarias. Estos envíos se realizan a veces con vehículos con números oficiales de placa y, a veces por parte de pandillas que hacen “contrabando” de Estado. Además estas pandillas patrocinadas por el Estado usurparon las propiedades de las personas de Kobané que esperan en la frontera. La policía militar, por otro lado permite que la gente cruce la frontera con una comisión del 30 por ciento. La política del Estado contra la población local ha sido la misma desde hace años. Debido a las condiciones de guerra, esta política se ha vuelto mucho más visible ahora. Los ataques en la frontera se llevan a cabo con el propósito de intimidar a las personas en la frontera que participan en la vigilancia y a la gente de las aldeas fronterizas.
Si bien el Estado turco lo niega, era más o menos conocido que ayuda a ISIS. Sin embargo ustedes dicen que ahora, incluso las personas que cruzan la frontera para unirse a ISIS pueden fácilmente ser vistos. Así que en esta región no se oculta el hecho que el Estado turco apoya a ISIS. ¿Cómo funciona este apoyo en la frontera?
M. D.: El Estado turco negó insistentemente su apoyo a ISIS. Sin embargo, irónicamente, cada vez que declaró una negación, organizaba una nueva expedición a la frontera. Una gran cantidad de estos envíos fueron lo suficientemente grandes como para ser observados fácilmente. Por ejemplo: diferentes vehículos trajeron “paquetes de ayuda” a la frontera. Éramos testigos del hecho de que decenas de “vehículos de servicio” con ventanas negras cruzaron la frontera. En realidad, nadie se pregunta que hay en el interior de estos vehículos. Todos sabemos que las necesidades de ISIS se satisfacen a través de este canal.
¿Podrían por favor explicar la importancia histórica y contemporánea para los anarquistas revolucionarios de acoger la Resistencia de Kobané y la Revolución de Rojava, especialmente en un momento como este?
A. Y.: La Resistencia de Kobané y la Revolución de Rojava no deben considerarse como algo separado de la larga historia de la lucha del pueblo kurdo por la libertad. En la tierra en que vivimos, la lucha del pueblo kurdo por la libertad fue llamado el “problema kurdo”. Durante años, se ha tergiversado como un problema de origen por el pueblo y no del Estado. Lo decimos una vez más: es la lucha del pueblo kurdo por la libertad. El único problema aquí es, entonces, el Estado. El pueblo kurdo ha estado en lucha por la existencia contra la destrucción y la política de negación de la República de Turquía por años, y en contra de otros poderes políticos en estas tierras durante cientos de años. Esta lucha se da contra el Estado y el capitalismo con el poder organizado del pueblo. En el lema “el PKK es la gente, la gente está aquí”, está claro quien es este agente político, que se convirtió distinto en cada individuo y que es este poder organizado.
Desde que solidificamos nuestra percepción en la lucha, en diferentes contextos, nuestra relación con las personas y la sociedad kurda y la organización del pueblo kurdo, ha sido la solidaridad mutua. Basamos esta relación en la perspectiva de la lucha de los pueblos por la libertad. En la lucha del pueblo por la libertad, los movimientos anarquistas siempre han sido catalizadores. En una época en que el socialismo no podía salir de Europa, cuando no había teorías denominadas “derecho de las naciones para elegir su propio destino”, el movimiento anarquista tomó diferentes formas en distintas regiones del mundo cuando los pueblos lucharon por la libertad. Para entender esto, es suficiente ver la influencia del anarquismo en una amplia gama de luchas del pueblo, desde Indonesia hasta México.
Además, ni la revolución en Rojava, ni la lucha de los zapatistas en Chiapas encajan en la descripción de las luchas clásicas de liberación nacional. Nación como término político, obviamente, implica al Estado por definición. Por lo tanto, mientras que tenemos en cuenta la lucha de los pueblos por la auto-organización apátrida, tenemos que mantener una distancia con el concepto de “nación”. Por otro lado, nuestro enfoque no implica comparar o asimilar la Resistencia de Kobané a cualquier otro caso histórico. Hoy en día, diferentes grupos mencionan diferentes períodos históricos y comparan la resistencia de Kobané con estos casos. Sin embargo, se debe saber que la Resistencia de Kobané es la propia resistencia de Kobané; y la Revolución de Rojava es la mima Revolución de Rojava. Si se quiere asociar la Revolución de Rojava, que creó la base para la revolución social, se puede investigar la revolución social que se realizó en la Península Ibérica.
A pesar de que la resistencia en Kobané está sucediendo fuera de las fronteras del Estado de Turquía, se celebraron manifestaciones de solidaridad en todos los rincones del mundo. ¿Cuál es su evaluación de los efectos de la Resistencia de Kobané – la Revolución de Rojava en realidad – en particular Anatolia, sino en el Medio Oriente y también a nivel global? ¿Cuáles son sus predicciones relacionadas con estos efectos?
M. D.: Las convocatorias de serhildan (palabra kurda que significa insurrección) fueron contestadas en Anatolia, especialmente en las ciudades del Kurdistán. A partir de la primera noche (de las manifestaciones) todos en las calles saludaron la Resistencia de Kobané y la Revolución de Rojava contra las bandas de ISIS y su partidario el Estado turco. Especialmente en las ciudades de Kurdistán, el Estado atacó la serhildan del pueblo con su aplicación de la ley y sus asociados paramilitares. El estado con su asociado Hizbulkontra (un juego de palabras que conecta las palabras Hezbollah y Contra-T.N) aterrorizó el Kurdistán y mató a 43 de nuestros hermanos. Estas masacres indican hasta qué punto el Estado turco teme la revolución de Rojava y la posibilidad de que la revolución también pueda generalizarse en su territorio.
Atacando con desesperación por miedo, el Estado turco y el capitalismo global tienen también otro temor que está, por supuesto, en relación con la región de Oriente Medio. En el Oriente Medio, a pesar de todos los planes, de la depredación y de la violencia manufacturada; la revolución social se las arregló para emerger. Esto malogró los planes del capitalismo global y de los Estados regionales. Esta es una revuelta de tal manera que a pesar de todas las depravaciones, la revolución social pudo surgir en Rojava. Esta revolución es la respuesta a todas la dudas sobre si la revolución puede ocurrir en esta región y a nivel global. Se fortaleció la confianza en la revolución específicamente para la gente de esta región, sino también en la escala mundial. El propósito de todas las revoluciones sociales en la historia fue lograr una revolución socializada a nivel mundial. En esta perspectiva llamamos a los grupos anarquistas internacionales para que actúen en solidaridad con la Resistencia de Kobané y la Revolución de Rojava. Con nuestro llamado a la solidaridad, los anarquistas de diferentes partes del mundo desde Alemania a Atenas, a Bruselas, a Amsterdam, a París y a Nueva York realizaron manifestaciones. Saludamos una vez más cada organización anarquista que recibió nuestro llamado, que realizaron manifestaciones organizadas relacionadas a nuestro llamado, y a los que se quedaron aquí con nosotros en la cadena humana para vigilar la frontera.
A partir de los primeros días del ataque de ISIS, los medios de comunicación patrocinados por el Estado turco hicieron un montón de noticias afirmando de que Kobané estaba a punto de caer. Sin embargo, lo que ellos entienden después de más de un mes, es lo siguiente: Kobané no caerá! Sí, Kobané no cayó y no caerá. Nosotros, como periódico Meydan, saludamos su solidaridad con Kobané. ¿Hay algo más que desean agregar?
M. D.: Nosotros, como anarquistas revolucionarios, presenciamos, vivimos y seguimos viviendo la invencibilidad de la confianza en la revolución, incluso en las circunstancias de guerra en nuestra región. Lo que está ocurriendo en Rojava es una revolución social! Esta revolución social, en la que se abolieron las fronteras, los Estados están perdiendo el poder, los planes del capitalismo global se perturban, y también se generalizarán en nuestra región. Invitamos a todas las personas oprimidas a mirar desde el punto de vista de los oprimidos. Con esto en mente también los invitamos a apoyar la lucha organizada por la revolución social. Esta es la única manera de fertilizar las semillas que fueron plantadas en Rojava y vivir la revolución social en las regiones más amplias. ¡Viva la Resistencia de Kobané! ¡Viva la Revolución de Rojava!
Este artículo fue publicado en la 22ª edición del Periódico Meydan (Turquía
2014-11-03T09:53:00+01:00. Escrito por : Jordi #. sin tema No hay comentarios. Comentar.


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris