Facebook Twitter Google +1     Admin

AGOSTO NEGRO:¡LIBERTAD A LOS 9 de MOVE!

20140808152050-mumia.jpgHOY 8 DE AGOSTO LLEVAN 36 AÑOS ENCARCELADOS.

Conozcan su manera de pensar y lean sus testimonios.

x carolina*

Hace 36 años, el 8 de agosto de 1978, Merle, Delbert, Janine, Phil, Debbie, , Chuck, Eddie, Janet y Mike África, integrantes de la organización MOVE de Filadelfia, fueron detenidos, enjuiciados y sentenciados a desde 30 a 100 años en prisión por el asesinato de un policía después de atreverse a sobrevivir una embestida de más de 500 policías contra su casa colectiva. Se conocen como los “MOVE 9”, o “los 9 de MOVE”. Ahora, en realidad, son ocho ––tres mujeres y cinco hombres–– que quedan del grupo original después de la muerte de la compañera Merle África en prisión bajo circunstancias muy sospechosas en 1998.

Este año cumplen 36 años tras las rejas en las prisiones del estado de Pensilvania. Según la ley, eran elegibles para la libertad condicional después de cumplir su sentencia mínima en el 2008. Sin embargo, el Consejo de Libertad Condicional les niega su libertad por “la naturaleza grave del delito” y por “no expresar remordimiento” por un crimen que ellos siempre han dicho que no cometieron.

Viene a la mente una carta escrita por George Jackson en Soledad Brother donde dice que en las prisiones de California en los años ’60, los supuestos requisitos de haber cumplido x número de años en prisión y tener un record de buena conducta no bastaban para obtener libertad condicional. Escribe: “Ningún hombre negro con violencia en su pasado saldrá de este lugar a menos que vean cierta cosa en sus ojos. Y no la puedes fingir ––la resignación, la derrota —hay que llevar la marca inconfundible en la cara”.

A juzgar del creciente número de presos mantenidos en prisión contra la ley, parece que esta misma actitud se endurece aún más hoy en día entre los consejos autónomos que no tienen que rendir cuentas a nadie. De todos modos, MOVE sigue exigiendo la libertad de su familia encarcelada e invita a todo el mundo a respaldar la demanda.

El ataque policiaca de 1978 fue el primer acto de guerra urbana contra MOVE. El segundo fue el 13 de mayo de 1985, cuando la ciudad de Filadelfia lanzó una bomba sobre su casa que provocó un incendio, matando a 11 personas y quemando 61 casas. El 13 de mayo de 2010, MOVE presentó una querella criminal contra los oficiales responsables de la matanza.

La organización MOVE, surgió en la ciudad de Filadelfia a principios de los años ’70 y se basa en las enseñanzas de su fundador John África. El nombre de la organización viene del verbo “mover” en inglés. Su filosofía es naturalista, anti-sistémica y anti-autoritaria. Su diosa es la Mamá Naturaleza y los integrantes intentan vivir en armonía con ella. Su discurso no es de la izquierda tradicional, pero se oponen a todos los aspectos del sistema que consideran letal para la vida en nuestro planeta—la explotación económica y política, la brutalidad policiaca, el sistema carcelario, la crueldad hacia los animales, la mala educación en las escuelas y la destrucción del medioambiente. Prefieren la no-violencia pero insisten en su derecho a la auto-defensa. Dice la vocera Ramona África: “Si alguien te ataca y te niegas a defenderte, estás alentando y perpetuando la peor clase de violencia”.

Después de sus días con los Panteras Negras, Mumia Abu-Jamal conoció a MOVE cuando era reportero en Filadelfia y cubría los juicios de MOVE, los cuales eran numerosos porque la organización siempre estaba en conflicto con el gobierno racista y represivo del notorio Frank Rizzo. Cuando Mumia fue enviado a prisión en 1981, la organización MOVE se volvió su base de apoyo en Filadelfia. Y el apoyo es mutuo. Desde su celda en el corredor de la muerte, Mumia ha escrito decenas de artículos exigiendo libertad y justicia para la familia África. Sobre “los 9 de MOVE”, dice: “Ellos fueron condenados por estar unidos, no en la delincuencia, sino en rebelión contra el sistema y en resistencia contra los ataques armados del Estado. Fueron condenados por ser integrantes de MOVE”.

Para las y los jóvenes que se unieron a MOVE a principios de los años ’70, las enseñanzas de John África les dieron otra manera de entender el mundo y en muchos casos, él mismo les ayudó a salir de las adicciones a la droga y otros patrones de vida destructivos. De ahí viene su fuerte lealtad al hombre que cayó en la matanza de 1985.

¿Quiénes son? (Extractos de testimonios tomados del blog http://www.onamove.com/)

Merle África

Unos días después de la misteriosa muerte de Merle África en prisión el 13 de marzo de 1998, a la edad de 48, Mumia Abu-Jamal escribió las siguientes líneas: “¿Cuántas personas han visto su radiante sonrisa? Una vez la vi entrar en un tribunal y hablar de la trayectoria de MOVE y su resistencia contra la represión con tanta pasión y fuerza que todos quedamos pasmados.”

Pero no siempre fue así. Merle dijo en 1995 que antes de conocer a MOVE, ella se recibió del bachillerato y trabajó como secretaria, pero debido a muchos problemas personales y familiares, se había vuelto alcohólica a la edad de 8 y drogadicta a la edad de 15. Tuvo dos abortos ilegales que casi ocasionó su muerte y la dejó con tumores. Ella le atribuye su saneamiento físico y emocional a John África, quien le ayudó a recuperar una vida feliz, con sentido.

En 1997, seis meses antes de su muerte, Merle envió el siguiente mensaje a la Marcha de Un Millón de Mujeres:

“Nosotras, las mujeres de MOVE hemos estado en prisión durante 20 años, y hemos visto una explosión en la población de las prisiones. Es espantoso que tantas chavas de 16, 17, 18 años tengan largas sentencias, hasta cadena perpetua, en muchos casos por vender droga, pero en otros casos por defenderse y defender a sus hijas e hijos contra parejas abusivos. Está mal. Según el sistema, una mujer no tiene el derecho a la auto-defensa contra un ataque. Muchas personas dicen que hay que dejar al hombre si se abusa de ti. Algunas mujeres no lo hacen porque tienen miedo. Otras mujeres lo hacen, pero es común que el hombre persiga a la mujer y el abuso sigue. Ella no recibe ayuda de la policía, tampoco de las cortes.... ¿Qué se supone que la mujer debe hacer cuando es atacada? ¿Acostarse y permitir que el hombre la asesine a golpes? ¿Prestarle un bate? ¿una navaja? ¿una pistola?... Hay que formar redes para tomar control de nuestras vidas y las de nuestras hijas e hijos. Hay que batallar contra el gobierno para tomar control de nuestras comunidades, para poner fin al asesinato genocida de nuestros chavos y nuestros hombres por la policía. Hay que unirnos, sin miedo, para enfrentar a cualquier intruso que pretenda arrebatar a nuestras familias, nuestras vidas, nuestra libertad”.

Cuando murió Merle, hubo varios tributos en su honor y las mujeres de la prisión de Muncy en el estado de Pensilvania escribieron cartas y poemas que hablaban de su valor y de su compasión.

Eddie África

Uno de seis hijos criados en un hogar cristiano, Eddie creció en las calles de Filadelfia, donde empezó a tomar, fumar marihuana y usar heroína y otras drogas antes de la edad de 15. Dice que se fue a la cárcel durante 4 años por “recibir mercancía robada” y al salir, fue detenido repetidamente por no permitir revisiones por la policía cuando le hostigaban.

Llegó a la conclusión de que todos los blancos eran malvados y no quería tener nada que ver con ellos. Apoyaba a los Panteras Negras y al Ejército de Liberación Negra y por fin se unió con los Musulmanes Negros. Sintió que la organización le ofreció ciertas respuestas pero todavía no se sentía satisfecho. Un hermano y un primo le visitaron en prisión y empezaron a contarle de la organización MOVE. Al principio, no quería escucharles porque MOVE tenía unos integrantes blancos, pero por fin decidió unirse con la organización. Enfatiza que nunca era su intención volverse revolucionario. Por lo contrario, el sistema le empujó hacia esto y John África le ofreció algo de orientación.

Cuando su hermana Merle murió, Eddie estaba en aislamiento en el hoyo en la prisión Camp Hill. Sus familiares deseaban informarle en persona de la muerte de Merle, y Ramona África habló con el capellán para avisarle de su deseo. Le dijo que MOVE no quería una repetición de lo que pasó en 1985, cuando los guardias entraron de manera triunfante a las celdas de Janine y Phil y a Delbert y Janet para anunciar: “¡Ya bombardearon su casa! ¡Sus hijos han muertos!” Sin embargo, a pesar de la conversación con el capellán, Eddie fue informado de manera sádica y también fue negada una llamada telefónica para hablar con su familia.

Janine África

La Ministra de Educación de MOVE, Janine afirma que conoció a MOVE a la edad de 17 cuando ella pasaba por la calle donde la organización celebraba un mitin. “Escuché a los discursos y lo que realmente me llamó la atención era la fortaleza, la confianza en sí mismas y la firmeza de las mujeres de MOVE. Ellas eran todo lo que yo no era y yo quería ser como ellas. Después del mitin les pregunté quienes eran y me explicaron la filosofía de MOVE y me invitaron a sus círculos de estudio”.

Dice Janine que las responsabilidades de haberse casado y tenido un bebé cuando era aún más joven le estaban provocando una crisis nerviosa y que su garganta se cerraba y no podía comer. Ningún doctor había podido curarla y se sentía totalmente desesperada hasta que conoció a MOVE. Dice que fue John África quien le ayudó a resolver su crisis nerviosa y a cobrar fuerza, salud y confianza en sí misma y que por eso, siempre será fiel a sus enseñanzas aunque le cueste toda una vida en prisión.

En 1976, la policía de Filadelfia inició un enfrentamiento con los integrantes de MOVE, en el cual un agente pisoteó a su bebé Life África, matándola, causándole mucho sufrimiento a Janine.

En marzo del 2008, Janine envió el siguiente mensaje a las personas que apoyan su libertad: "Lo más importante es asegurar que los oficiales del gobierno sepan que MOVE tiene apoyo y que la gente quiere que lleguemos a casa...Ellos cometen sus atrocidades cuando sienten que pueden salir con la suya, por eso hay que dejarlos saber que están en la mira”.

Phil África

El hijo de Frank y Maude Phillips quien creció en una familia pobre con 12 hermanos y hermanas, se recibió del bachillerato y se hizo competente en varios oficios. A la edad de 14 o 15, conoció a primera mano la violencia de la policía cuando unos agentes hostigaron a su hermano mayor por andar con dinero. Phil les iba a explicar que su hermano acaba de cobrar su salario de trabajador en un hospital cuando uno de ellos le dio una patada en los huevos tan fuerte que no pudo respirar ni gritar.

Phil andaba en los reventones y la vida de la calle, “víctima de las varias adicciones que el sistema utiliza para esclavizar a la gente”. Sentía que estaba encaminado hacia la auto-destrucción y que de seguir así, no llegaría a cumplir los 16, 18 o 21 años. Investigó a los varios movimientos de liberación negra antes de llegar a vivir en Powelton Village, donde conoció a MOVE y se unió a la organización.

Después de su detención en 1978, él y los otros presos de MOVE pasaron alrededor de 9 años en aislamiento por negarse a cortar el cabello y otras infracciones. Phil vivió los dos motines en la prisión Camp Hill en ’83 y ’89.

De niño, a Phil siempre le gustaba dibujar y en los últimos años ha pintado muchos cuadros desde la prisión. http://www.youtube.com/watch?v=bz6BpYzxox4

Dice que lo que le mantiene fuerte es la filosofía revolucionaria de John África, de vivir en armonía con la naturaleza y dedicarse la vida a la destrucción del sistema construido en base a mentiras, violaciones, genocidio, esclavitud y opresión. Es un sistema que no tiene justicia para impartir, por eso, hay que destruirlo.

En diciembre de 2008, Phil envió este mensaje a las manifestaciones en apoyo a Mumia Abu-Jamal en México:

“¡Rendirnos jamás! El sistema no es verdaderamente poderoso. El poder verdadero se ve en la Mamá Naturaleza que nos abriga y nos alimenta, no en este sistema débil que sólo nos trae muerte, destrucción y dolor. Vendrá un día cuando todos y todas logremos convivir en paz y armonía. Se lo prometo. Este sistema pretendió asesinar a todos los integrantes de la organización MOVE el 8 de agosto de 1978, y ¡salimos vivos! Este sistema intentó pararnos cuando bombardeó a nuestro hogar el 13 de mayo de 1985, asesinando a 11 de nuestras hermanas, hermanos, hijos e hijas. ¡Pero no nos paró! Seguimos moviéndonos. Somos más fuertes que nunca. Han puesto a Mumia Abu-Jamal en el corredor de la muerte durante 27 años para callar su voz, pero él sigue siendo “la voz de los sin voz”. ¡OnaMOVE hermanas y hermanos! ¡Liberemos a Mumia! ¡Liberemos a todos los presos y presas políticas! ¡Acabemos con este podrido sistema! ¡Qué viva John Äfrica!”

Chuck África

Nacido en Filadelfia en 1959, Chuck no se acuerda mucho de su papá, divorciado de su mamá, pero recuerda a su abuelo, quien le habló mucho de la historia. Cuando era chiquito, se acuerda de ver a los Panteras Negras marchar por su comunidad, volcando patrullas. Él y sus amigos intentaron marchar con ellos, pero sus mamás no lo permitieron. Cuando su abuelo murió en 1972, Chuck era “el hombre de la casa” y trabajó de cerillo en el supermercado y de vendedor de periódicos en las calles. También aprendió a robar.

Una noche él y su pandilla pasó por la casa de su mamá y encontraron sentados en el piso muchos hombres y mujeres con el cabello largo que no conocía un peine. Dice que las cosas que escuchó aquella noche quedan grabadas en su memoria para siempre: “Hablaron del sistema judicial, del sistema educativa, de la religión, de los comentaristas de las noticias, de la ciencia, de la oración, del tiempo”. El joven Chuck nunca había cuestionado el lavado de cerebro que ocurre en las escuelas o el hecho de que casi todos los policías en la comunidad negra eran blancos. Dice: “los lineamientos de John África abrieron mi conciencia para cuestionar las normas, las restricciones de la vida cotidiana, las mentiras, las verdades escondidas en un mundo de constante deshonestidad”. Había encontrado su familia. Empezó a trabajar en el lavacoches de MOVE, comer fruta fresca que siempre tenían a mano, sacar a los perros a correr y tomar ejercicio diario. Cada día se sentía más fuerte.

Desde su celda en la prisión Graterford, Chuck inició una campaña para lograr un trato humano a los presos ancianos que están muriendo tras las rejas a un paso alarmante. Denunció que en un periodo de dos meses, hubo por lo menos 12 muertes de abuelos en su prisión, la mayoría de ellos desahuciados, inofensivos e indefensos. Insiste en que “algunos de estos hombres podrían tener un impacto positivo en sus comunidades. Hace falta su sabiduría en una sociedad cada vez más violenta. Por lo menos merecen pasar sus últimos días con su familia y amigos”.

Debbie África

El dolor de la separación ha sido un tema de los escritos de Debbie África. Como si no fuera suficiente estar separada de su esposo Mike durante 36 años, ha conocido el dolor de tener sus dos bebés arrancados de sus brazos por la policía y de vivir aparte de ellos todos estos años.

Aquel 8 de agosto de 1978, Debbie estaba embarazada y también cargaba su bebé de 23 meses, Witt, en su brazos cuando los policías empezaron a inundar con toneladas de agua el sótano donde MOVE se encontraba. Mientras se esforzó en proteger a su hija, sentía terror al ver ladrillos, tablas y sus grandes perros volar por el aire para estar aventados contra la pared por la fuerza del agua. Pensó que todos iban a morir, pero lograron eludir a las balas y los gases lacrimógenos que provocaban una tremenda sofocación. Debbie afirma que todos los hombres recibieron golpizas salvajes al salir de la casa, pero sólo la golpiza a Delbert África fue grabada en video. No pudo creerlo cuando la detuvieron porque no había hecho nada mal. Las mujeres ni cargaban armas. Pero le arrebataron su hija antes de llevarse a todos a la cárcel.

A la edad de 22, Debbie África dio a luz a su hijo Mike en su celda el 15 de septiembre de 1978. Dice: “Fue un parto natural, sin la asistencia de doctores, enfermeras o personal de la prisión. Los oficiales ni siquiera se enteraron hasta que nosotras decidimos avisarles varias horas después. Mi bebé estuvo conmigo cuatro días y el dolor que sentí cuando se lo llevaron es el dolor más grande que he conocido. Me han arrebatado dos bebés sólo porque creo en las enseñanzas de John África y porque soy fiel a MOVE. Harán cualquier cosa para deshacerse de MOVE”.

Debbie también ha escrito de las niñas y niños de MOVE que los adultos intentaron proteger, al sacarles de la ciudad antes de la confrontación del 20 de mayo de 1977. Aquel día Debbie se encargó de bañarlos ––Tree-Tree, Missy, Oyewolf, Netta, Tremaine, Lil Phil, Delisha, Malicyde, Linda, Tomaso. “Los enviamos al estado de Virginia para que no les hicieran daño. Cuando los traemos de regreso varios años después, el gobierno asesinó a la mitad de ellos el 13 de mayo de 1985”.

Mike África

“El bebé de una familia de ocho niños, crecí en un ambiente de pobreza, guerras pandilleras y todas las demás aflicciones del barrio”, dice Mike África. A la edad de 16, se unió a los Marines para intentar salir de los hábitos del alcohol y la droga, pero los problemas sólo se intensificaron. No tenía consciencia social y sólo buscaba las fiestas.

Mike conoció a unos integrantes de MOVE que había ayudado a la familia de su esposa resolver un problema vecinal y después los vio en una manifestación contra la policía que solía aterrorizar a la comunidad. Le impresionó el valor de MOVE porque nunca había visto a nadie enfrentar a la pandilla policiaca de manera tan directa sin retroceder un solo paso. Asistió a un mitin convocado por MOVE y fue detenido. Aunque le dio miedo, empezó a apreciar más la filosofía de MOVE.

En una reciente entrevista, Mike afirma que el día 8 de agosto de 1978, la policía no sólo disparó a los integrantes del MOVE desde afuera, sino que desde arriba también.

El joven Mike África, hijo de Mike y Debbie, trabaja por la libertad de sus papás y la familia MOVE, Mumia Abu-Jamal, Leonard Peltier y otros presos y presas políticas. Está consciente de que el Consejo de Libertad Condicional, presionado por los policías y fiscales de Filadelfia, simplemente inventa pretextos para que los integrantes de MOVE no salgan a las calles, como la falta de remordimiento por un crimen que no cometieron. Pregunta: ¿El Consejo de Libertad Condicional tiene algún remordimiento?

Janet África

Hija de mamá soltera, Janet nació en 1951. Su mamá vino de una familia de 20 hermanas y hermanos y no quería que su hija sufriera hambre en las frías calles de Newark, Nueva Jersey, por eso se la regaló a su hermana. Janet creció en una casa bonita suburbana con alberca y tomó lecciones de ballet, tap, jazz moderna y deportes. Ganó unas medallas en las olimpiadas locales. Cuando a su mamá le iba mejor, Janet volvió a vivir con ella. Estudió en buenas escuelas, usaba buena ropa y salió con los chavos como era de costumbre. Después empezó a trabajar, se juntó con un hombre y tuvo una bebé. Pero no se sentía feliz. Buscó la solución en la religión pero sólo encontró la hipocresía. Al conocer a MOVE, le gustó su manera de entender el mundo y se unió a la organización.

En un artículo del año 2004 en la revista 4strugglemag, publicada por presos desde las prisiones, ella enfatiza la importancia de no permitir que las autoridades presenten a los activistas y luchadores sociales como criminales que merecen estar en prisión. Dice que es lo intentan hacer, por ejemplo, con Leonard Peltier, después de robar a las tierras de los pueblos originarios y casi exterminar a todos de ellos, cuando en realidad, Leonard es preso por defender a su pueblo contra la esclavitud que existe en las reservaciones actuales. Enfatiza que MOVE siempre enfrenta las mentiras, la corrupción y la suciedad del sistema y “por eso nos mantienen en prisión, no porque somos criminales”.

Delbert África

Después de ser perseguido por ser uno de los líderes del partido Panteras Negras en Chicago y haberse refugiado en Canadá, Delbert conoció a MOVE a principios de los ’70 y se sumó a la organización. Dice que con los Panteras, entendió lo que era una revolución según el marxismo-leninismo, pero que nunca logró limpiar la basura interior que se había acumulado. Durante un viaje, él fue gravemente herido en un choque y no pudo caminar debido al daño a un nervio. Los doctores le habían dicho que tal vez lograría caminar un poco pero que nunca volvería a correr. Sin embargo, cuando empezó a trabajar con MOVE, empezó a ver la vida con más claridad y, a la vez, se volvió fuerte físicamente. Valora mucho la participación de las mujeres en MOVE y siente que son la base de la revolución.

Comenta que la golpiza que él recibió el 8 de agosto de 1972 es considerada una de las peores jamás grabadas en video, pero dice que MOMMA, la Mama Naturaleza, le ayudó a sobrevivirla—que él entró en un estado de consciencia en el cual podía sentir la presión de todas las patadas, todos los golpes, pero que realmente no le estaban lastimando. Phil África recuerda que Delbert le gritó: “¡Todo va a estar bien! ¡Nosotros vamos a estar bien!” y que le gritó a un policía que tenía que quitarle su pie de la cabeza de Phil. Con esto, Phil también gritó: “¡Sí! Vamos a estar bien! ¡A movernos!”

Sin embargo, al llegar a la cárcel, una enfermera le ofreció una manzana, pero cuando la mordió, su cara se congeló porque tenía fractura de la mandíbula y también de la cuenca del ojo. Aún así estaba más enojado por haber sido capturado que por haber sido lastimado.

Delbert, como todos los hombres de MOVE, pasó 6 años en aislamiento por negarse a cortarle el cabello, y varios años más por otros motivos.

Insiste en que no podemos quedarnos estancados, que tenemos que estar en movimiento y quitarnos la idea de la cabeza de que el cambio es imposible. Hace falta que todos participen en esta revolución: “De la misma manera que el corazón late y circula la sangre, de la misma manera que los pulmones exhalan el viejo aire y inhalan el nuevo aire, todos tenemos que sacar todas las enfermedades, la hemorragias, los problemas que este sistema provoca. Cada quien al nivel que se pueda. Es lo que quiero plantear”. http://www.onamove.com/ www.MOVE9parole.blogspot.com

*Texto actualizado que era parte de la serie Agosto Negro, publicada en varios medios libres en el 2010.
2014-08-08T15:20:00+02:00. Escrito por : Jordi #. sin tema

Comentarios > Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris